Stuttgart debió esforzarse para vencer 1-0 a Hamburgo el domingo y cortarle al dueño de casa su racha invicta de cuatro partidos.

El gol de Vedad Ibisevic a los 31 minutos fue suficiente para dar a los visitantes su segundo triunfo de la temporada y tranquilizar los ánimos. Martin Harnik dio al delantero bosnio el pase de gol.

"No dimos la impresión de que habíamos sumado 10 puntos en los cuatro partidos anteriores", admitió el capitán de Hamburgo, Heiko Westermann.

El arquero Rene Adler se lució atajando un remate de Harnik al comienzo del partido e Ibisevic desperdició otra ocasión.

El dueño de casa también tuvo una buena oportunidad cuando Arthur Boka evitó que el holandés Raphael van der Vart anotara. En esa jugada Boka se lesionó. Y un remate de Milan Badelj se estrelló en el travesaño.

"Dijimos antes del partido ellos tenían un buen equipo, aunque estuviesen abajo (en las posiciones)", comentó Van der Vaart, que no tuvo un desempeño lucido después de regresar de un compromiso internacional con un tirón muscular.

Por otra parte, el domingo Nuremberg puso fin a su racha de cuatro derrotas con un empate sin goles con Augsburgo.