El aspirante republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, declinó hoy comentar si estaría a favor de un diálogo uno a uno entre su país e Irán sobre el programa nuclear iraní, después de que The New York Times revelara que se ha llegado a un acuerdo para esas negociaciones directas.

Romney, que se ha encerrado en un complejo playero en Florida para preparar el debate de este lunes con el presidente y candidato a la reelección, Barack Obama, se tomó un breve descanso y apareció por sorpresa en un partido de fútbol entre algunos de sus asesores y varios de los periodistas que siguen su campaña.

Uno de los periodistas aprovechó la ocasión y le preguntó que si, como presidente, estaría dispuesto al diálogo directo con Irán sobre su programa nuclear.

Garrett Jackson, una de las asesoras de Romney, intervino de inmediato: "Esto es un partido de fútbol. ¿Estás bromeando?", le dijo al periodista.

"Pensaba que estabas hablando de un diálogo uno a uno con el presidente (Obama). Estaba a punto de contestar", bromeó por su parte Romney sin ofrecer una respuesta al asunto de Irán.

The New York Times publicó este sábado, citando a funcionarios del Gobierno de Obama no identificados, que EE.UU. e Irán han llegado a un acuerdo para mantener conversaciones uno a uno sobre el programa nuclear de Teherán, algo que la Casa Blanca se apresuró a desmentir.

Según el diario, el acuerdo establece que, a petición de las autoridades iraníes, las conversaciones se celebren después de las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre en EE.UU.

Irán quiere esperar a que se celebran las elecciones en EE.UU. para saber "con quién estarían negociando", de acuerdo con el diario.

"No es verdad que Estados Unidos e Irán hayan acordado conversaciones uno a uno o una reunión después de las elecciones", subrayó por su parte en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor.

"Seguimos trabajando" en el llamado grupo P5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) hacia "una solución diplomática y desde el principio hemos dicho que estaríamos dispuestos a reunirnos bilateralmente" con Irán, indicó Vietor.

Obama hará "lo necesario" para que Irán no desarrolle un arma nuclear y el objetivo de las sanciones impuestas por EE.UU. siempre ha sido presionar a ese país "para que cumpla sus obligaciones", agregó el portavoz.

Romney ha criticado reiteradamente a Obama porque, a su juicio, no está siendo lo suficientemente firme para impedir que Irán obtenga un arma nuclear.

Por su parte, el presidente se ha mostrado hasta ahora partidario de la vía diplomática frente a una solución militar, pero también ha alertado a Irán de que el tiempo para negociar "no es ilimitado".