El veterano entrenador de los Spurs de San Antonio, Greg Popovich, destacó la gran madurez mental del alero de los Heat de Miami LeBron James que, en su opinión, le hace ser todavía mejor jugador y más fuerte en el campo.

A pesar de que los Spurs perdieron por 104-101 ante los Heat, en su visita al American Airlines Arena de Miami, donde no jugó James por decisión del entrenador Erik Spoelstra, Popovich sí tuvo tiempo de alabar la manera a como la estrella del equipo de Miami se ha desarrollado mentalmente.

Popovich no tuvo ningún problema en admitir que James puede crecer todavía mucho más en el apartado deportivo porque ahora tiene una mayor madurez mental que le va a permitir desarrollar en plenitud sus grandes cualidades y talento como jugador.

El entrenador de los Spurs fue categórico cuando dijo que James, tres veces ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), es más fuerte mentalmente y más efectivo a la hora de rechazar cualquier tipo de especulación o crítica hacia su persona o juego.

"Es muy bueno ya en ese apartado", destacó Popovich. "Todos conocemos sus cualidades físicas y como jugador. Es un gran pasador, puede capturar rebotes, puede defender, pero pienso, que si en algo ha crecido es mentalmente en el sentido de cómo disfruta del juego. Ya no escucha para nada lo que dicen los críticos, o mucho menos de lo que le pasaba nada más llegar a la liga".

James, que tuvo conocimiento de las declaraciones de Popovich, se mostró "agradecido" y señaló que el entrenador de los Spurs tiene el conocimiento para hacer valoraciones de ese tipo.

"Pop sabe de lo que habla", comentó James mientras abandonaba el American Airlines Arena. "Por eso es uno de los mejores entrenadores de baloncesto".

El gran objetivo de James es conseguir precisamente algo que Popovich, aunque tiene cuatro títulos de liga, no ha podido lograr, como es ganar dos consecutivos.

Para Popovich, el anillo de campeón logrado por James la pasada temporada con los Heat, le ha liberado de presión y le ha dado mayor confianza para defender el título con su equipo.

Los Heat siguen probando a nuevos jugadores y cada vez están más satisfechos con las adquisiciones que hicieron durante el descanso de verano, como el escolta Ray Allen, el alero Rashard Lewis o el ala-pívot Josh Harrelson, además de la buena forma física en la que se encuentra Mike Miller; todos ellos están mostrando una perfecta adaptación al ritmo de juego del equipo.

Aunque esta vez no contaron con James, por primera vez en los cinco partidos de pretemporada, los Heat encontraron la manera de conseguir la victoria ante los Spurs, que también sigue probando y adaptando a los nuevos jugadores para conocer su potencial en el equipo.

Spoelstra reconoció que la baja de James no fue por nada específico sino para darle algo de descanso a fin de recuperarse de pequeñas molestias físicas, algo normal durante la fase de entrenamientos.

Sin embargo, Spoelstra dijo que James podría estar listo el lunes cuando los Heat reanuden los trabajos de cara a la última semana de preparación antes de que comience la nueva temporada que inician el 30 de octubre en el partido inaugural ante los Celtics de Boston.

James desea descansar al menos en dos de los ocho partidos que restan en el calendario de pretemporada de los Heat, incluidos los dos que disputaron en China ante Los Ángeles Clippers, la pasada semana.

La estrella de los Heat, después de conseguir el primer título de liga al ganar las finales 4-1 a los Thunder de Oklahoma City, viajó con el equipo de Estados Unidos a los Juegos de Londres 2012, donde consiguió la medalla de oro tras vencer a España en la final.

James jugó el pasado jueves en el partido que los Heat disputaron y ganaron 105-78 ante los Pistons de Detroit y aportó 13 puntos, ocho asistencias, cuatro rebotes y recuperó cuatro balones.

Los Heat jugarán su próximo partido el martes en Raleigh (Carolina del Norte) ante los Bobcats de Charlotte, al día siguiente lo harán contra los Wizards de Washington, en Kansas City, y cerrarán la pretemporada en casa ante los Hornets de Nueva Orleans.