Cuatro supuestos miembros de la organización terrorista de Al Qaeda murieron hoy en un ataque de un avión estadounidense no tripulado lanzado en una zona desértica de la provincia yemení de Mareb, al este de Saná.

Una fuente gubernamental de Mareb, que pidió el anonimato, explicó a Efe que el ataque iba dirigido contra un vehículo todoterreno que viajaba por una carretera de la zona de Wadi Ubeida.

Uno de los supuestos integrantes de Al Qaeda fallecidos en el bombardeo fue identificado como Sanad Erian por las autoridades yemeníes, que continúan investigando la identidad de los otros tres.

El último ataque con aviones no tripulados fue el pasado 18 de octubre, cuando murieron siete supuestos miembros de Al Qaeda cerca de la ciudad de Yaar, en la provincia de Abian, en el sur del Yemen.

Washington respalda al Ejército yemení con aviones no tripulados y dirigidos por control remoto en su campaña contra las células de Al Qaeda.

La red terrorista ha intensificado sus operaciones después de que estallara en enero de 2011 la revuelta contra el régimen del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo a finales de febrero pasado con la toma de posesión del anterior vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.