Lance Armstrong recibió el domingo a unos 4.300 ciclistas en su carrera Livestrong para recaudar fondos, y después se retiró en busca de privacidad mientras las autoridades del ciclismo se aprestaban a anunciar si apelarán su proscripción de por vida y su pérdida de los siete títulos en el Tour de Francia ordenadas por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA).

Armstrong habló brevemente al comienzo de la competencia en la madrugada, diciendo al público que había pasado unas semanas "muy difíciles". Pero no hizo ninguna mención al informe de la USADA que detalla evidencias de uso de estimulantes prohibidos por parte del ciclista y sus equipos.

El presidente de la Unión Internacional de Ciclismo, Pat McQuaid, convocó a una conferencia de prensa el lunes en Ginebra donde se anticipa anunciará si el organismo rector de ese deporte aceptará o apelará las sanciones ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

"He pasado momentos mejores, pero también peores", aseguró Armstrong, sobreviviente del cáncer, en su mensaje al público.

Armstrong usó una camiseta negra en vez de la amarilla característica de su organización de beneficencia, que aludía al color de las casacas entregadas a los ganadores del Tour, la carrera más importante del calendario ciclístico internacional.

Armstrong renunció el miércoles a la dirección de Livestrong. Ese mismo día, la mayoría de sus patrocinadores personales, incluso Nike y Anheuser-Busch, cancelaron sus contratos con él o anunciaron que no los renovarán cuando expiren los actuales.

USADA dijo que Armstrong debe ser despojado de sus títulos en el Tour por lo que calificó como "el programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que el deporte haya visto" con sus equipos U.S. Postal Service y Discovery Channel.

El informe de USADA dijo que Armstrong y sus equipos usaron esteroides, el estimulante sanguíneo EPO y transfusiones sanguíneas. El informe incluyó declaraciones de once ex compañeros que atestiguaron contra Armstrong.

Armstrong niega haberse dopado y destaca que aprobó cientos de exámenes de dopaje. Pero decidió no oponerse a USADA en una de las audiencias de arbitraje aduciendo que el proceso era prejuicioso contra él. El ex director del equipo de Armstrong, Johan Bruyneel, también enfrenta cargos de dopaje, pero cuestiona a USADA en arbitraje.

El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, aguarda la decisión de la UIC antes de retirar el nombre de Armstrong de los libros de ganadores.

Armstrong ganó el Tour siete años seguidos de 1999 a 2005. Prudhomme dijo que el Tour no tendrá ganadores oficiales para esas siete carreras si la UIC lo despoja de sus títulos.

USADA dijo que los títulos del Tour no deberían otorgarse a otros ciclistas que subieron al podio. La agencia dijo que 20 de los 21 ciclistas que han subido al podio en el Tour en esos siete años han estado "directamente vinculados a dopaje por medio de admisiones, sanciones, investigaciones públicas u otros medios".

Varios corredores en la prueba del domingo, que los organizadores dijeron recaudó 1.700.000 dólares, dijeron que apoyan a Armstrong completamente o que distinguen entre su carrera deportiva y su obra de caridad. Livestrong ha recaudado unos 500 millones de dólares en la lucha contra el cáncer desde su fundación en 1997.