El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) estadounidense iniciará este martes una reunión, la última antes de las elecciones del 6 de noviembre, de la que no se esperan nuevas medidas pero sí una evaluación de la ronda de estímulo lanzada por la entidad en septiembre.

La reunión durará dos días y será el miércoles cuando se publiquen las conclusiones del Comité de Mercado Abierto del banco central estadounidense, que dirige la política monetaria del país.

Hay consenso entre los analistas en que será un encuentro "de bajo perfil" dada la cercanía de los comicios del 6 de noviembre, en los que el presidente Barack Obama buscará la reelección frente al aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney.

Michael Feroli, economista jefe para EE.UU. de JP Morgan, pronostica una reunión "aburrida" de la que no saldrán nuevas medidas ni cambios sobre los tipos de interés de referencia, que se encuentran en niveles históricamente bajos, entre el 0 % y el 0,25 %.

Se prevé, por tanto, que las deliberaciones se centren en analizar el impacto de la masiva inyección de liquidez lanzada por la Fed en septiembre pasado y que supuso la tercera ronda de estímulo económico desde el estallido de la crisis en 2008.

Con esa tercera ronda, en respuesta a la "preocupante" situación de la tasa de desempleo en EE.UU. y a las "inciertas" perspectivas económicas, el banco central inició un programa de compra de títulos respaldados por hipotecas por valor de 40.000 millones de dólares al mes sin fecha límite.

Ese programa, sumado a la "Operación Twist" ya en marcha de canje de bonos de corto por largo plazo, supondrá una inyección de liquidez de cerca de 85.000 millones de dólares al mes en la economía estadounidense.

Desde el lanzamiento de esa tercera ronda la economía ha dado señales de recuperación en varios ámbitos.

La actividad manufacturera se expandió en septiembre por primera vez en cuatro meses y, además, la tasa de desempleo cayó al 7,8 %, su nivel más bajo desde enero de 2009, cuando Obama llegó a la Casa Blanca.

Los datos sobre ventas minoristas y de construcción de viviendas también han sido superiores a las mejores expectativas de los analistas.

En su reunión de septiembre la Fed también presentó sus últimas proyecciones sobre la economía estadounidense.

Según la Reserva Federal, el Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos crecerá entre el 1,7 y el 2 % este año, y entre el 2,5 y el 3 % en 2013.

Además, el desempleo se mantendrá entre el 8 % y el 8,2 % al cierre de este año, y solo se reducirá tímidamente en 2013 a entre el 7,6 % y el 7,9 %.

Por otro lado, el banco central estadounidense decidió entonces ampliar "hasta al menos mediados de 2015" los tipos de interés de referencia, entre el 0 % y el 0,25 %, y que en enero pasado se había comprometido a mantener hasta finales de 2014.