El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, indicó hoy que la retirada de las tropas de combate que su país tiene en Afganistán podría estar concluida en noviembre, antes de lo programado tras el anuncio de la salida anticipada de ese país.

Fabius, en una entrevista radio-televisada en "Europe 1" e "iTélé", recordó el compromiso del presidente francés, François Hollande, de proceder a la retirada de los militares combatientes antes de fin de año y precisó: "se hará y creo que antes de lo previsto".

Sobre si eso significa que terminará en noviembre y no en diciembre, contestó que "probablemente" y precisó que algunos militares se quedarán un tiempo más para el transporte de material.

Además, indicó que seguirán en Afganistán las fuerzas francesas "necesarias para la formación militar" del Ejército local, así como los que van a seguir trabajando en la cooperación civil.

El ministro francés, que ayer realizó una visita relámpago de un día a Afganistán, reconoció que "hay un gran desconocido" sobre lo que ocurrirá en Afganistán, en particular tras la salida de todas las fuerzas internacionales y las elecciones de 2014.

Pero insistió en la justificación de la retirada francesa porque la misión internacional empezó en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2011: "se trataba de deshacerse de (Osama) Bin Laden", líder de Al Qaeda, que tenía su base de operaciones y entrenamiento en Afganistán.

"Ese objetivo se consiguió y había que irse", concluyó, antes de añadir que Francia trabaja para facilitar el diálogo entre afganos y ofrece "una ayuda civil" en la educación y en la sanidad.

Por otro lado, puntualizó que "la solución a lo que ocurre en Afganistán hay que buscarla en gran medida en Pakistán" y en la lucha allí contra el tráfico de opio, y sobre eso "las cosas no han evolucionado mucho".