El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, señaló hoy que si tras las elecciones israelíes de junio de 2013 Irán no abandona su programa nuclear militar con las sanciones y las negociaciones actuales, habrá que tomar otras medidas para conseguirlo.

Fabius, en una entrevista radio-televisada por "Europe 1" e "iTélé", subrayó que la hipótesis de que Irán consiga hacerse con la bomba atómica es "inaceptable".

"Desde el momento en que tuviera la bomba atómica", supondría "una amenaza" y "otros países se dotarían del arma nuclear", señaló antes de citar a Turquía y Arabia Saudí.

Para evitar que eso ocurra, el jefe de la diplomacia francesa recordó que hay un dispositivo de sanciones contra Irán y paralelamente se está discutiendo con Teherán "para que cambie su actitud", algo que reconoció no se ha conseguido.

Teniendo en cuenta el desarrollo del programa nuclear militar al que llegaría Irán en el segundo semestre del año próximo, Fabius indicó que si no se logra que lo abandone, después de los comicios electorales israelíes de junio "tendremos una discusión general para decidir qué hacemos".

Sin entrar directamente a concretar cómo se formalizarían, repitió que "habrá que tomar decisiones".