Un gol del uruguayo Cristian Stuani en los descuentos permitió este domingo al Espanyol sumar su primera victoria en la liga española de fútbol por la octava fecha, 3-2 sobre el visitante Rayo Vallecano.

Leo Baptistao (11 y 63) había neutralizando por el Rayo el doblete de Joan Verdú (37 y 48), pero el equipo del argentino Mauricio Pochettino finalmente sumó su primer triunfo gracias a un cabezazo de Stuani a centro de Sergio García en el último suspiro.

En partido anterior, un golazo desde unos 25 metros de distancia de Míchel Herrero (87) dio al Levante su primera victoria de visitante, 1-0 sobre el Getafe.

El equipo "granota" inauguró así su casillero de puntos fuera de casa, subió provisionalmente a la quinta plaza de la clasificación con 13 unidades y truncó una racha de dos victorias seguidas del Getafe, que figura undécimo en la tabla de posiciones.

En la jornada adelantada del sábado, Barcelona venció al Deportivo La Coruña por 5-4 y se confirmó como líder con 22 puntos, ocho más que el campeón Real Madrid, que derrotó por 2-0 al Celta de Vigo.

El Valencia remontó para ganar por 3-2 al Athletic de Bilbao y el Málaga se impuso por 2-1 al Valladolid.

El Atlético de Madrid, segundo clasificado, puede emparejarse con el Barsa si gana en cancha de la Real Sociedad al cierre de la jornada dominical, que se completa con los cotejos Granada-Zaragoza y Osasuna-Betis.

Atenazado por los nervios, el Espanyol no pudo empezar peor el partido contra el Rayo, que saltó sobre un balón perdido por Verdú para ponerse en ventaja cuando Leo remató al cuerpo del argentino Cristián Alvarez y cabeceó al arco el rebote pese al apurado rechace del mexicano Héctor Moreno.

La réplica "periquita" llegó en un poste de Verdú y se tradujo en gol cuando el propio Verdú definió un mano a mano ante Rubén Martínez picando el balón sobre el arquero.

Martínez atinó a desviar un ajustado derechazo de Javi López y, en la segunda mitad, el Espanyol intensificó su asalto y consiguió el 2-1 nuevamente gracias a Verdú, que remachó a la red una jugada plagada de rebotes y rechaces.

Víctor Sánchez casi anotó el gol de la jornada en un zapatazo de 40 metros, pero el argentino Alejandro "Chori" Domínguez despertó al Rayo sirviendo el gol de la igualada a Leo.

Tras una expulsión por bando, los espacios se abrieron y Stuani sentenció el choque con su primer gol como españolista.