El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, llegó hoy a Tokio para una visita oficial de cuatro días durante la que se reunirá con el primer ministro, Yoshihiko Noda, y dirigentes empresariales locales para potenciar el comercio y las inversiones.

El mandatario panameño aterrizó en el aeropuerto tokiota de Narita acompañado de su esposa, Marta Linares; el ministro de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux; y el de Asuntos del Canal, Roberto Roy.

También forman parte de la delegación el administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Roberto Linares, y el director de Política Exterior de la Cancillería, Juan Carlos Espinosa.

Martinelli, cuya visita es la primera de un presidente panameño a Japón en 17 años, será recibido mañana por los emperadores nipones, Akihito y Michiko, antes de entrevistarse con el jefe del Gobierno japonés.

Durante su estancia en Tokio también mantendrá reuniones con la Federación Empresarial de Japón, el Comité de Cooperación Empresarial Panamá-Japón, la asociación de Armadores de Japón y líderes empresariales como el presidente de Nippon Airways, Shinichiro Ito.

Martinelli concluirá su visita a la capital nipona el miércoles para dirigirse a Vietnam, segundo y último tramo de esta gira asiática.

La llegada del presidente panameño a Tokio se produce dos días después de que unos disturbios en la ciudad portuaria de Colón dejaran un niño muerto por bala y varios manifestantes y policías heridos.

Los desórdenes se produjeron a raíz de las protestas contra una ley promulgada el viernes por Martinelli que permite la venta de terrenos públicos en la Zona Libre de Colón, el área franca más importante del continente americano y la segunda del mundo después de Hong Kong.

En esta zona hay una presencia relevante de productos de Japón, país que también es el segundo usuario más frecuente del Canal de Panamá.

Un 70 % de las embarcaciones japonesas posee bandera panameña, mientras que entre un 30 y un 40 % de los buques abanderados de Panamá pertenecen a empresas niponas, según datos oficiales panameños.

En 2011 el comercio bilateral ascendió a más de 1,21 billones de yenes (unos 15.000 millones de dólares), de los que 23.600 millones de yenes (unos 298 millones de dólares) fueron ventas panameñas a Japón.