El papa Benedicto XVI proclamó hoy santos a siete beatos, ante miles de personas en la plaza de San Pedro.

Los nuevos santos son la española María del Carmen Sallés y Barangueras (1848-1911), fundadora de las Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza; la monja alemana María Anna Cope (1838-1918), de la Tercera Orden de San Francisco de Syracuse de Nueva York, conocida como Madre Mariana de Molokai; la seglar estadounidense Catalina Tekakwitha (1656-1680), y la también seglar alemana Anna Schäffer (1882-1925).

También fueron canonizados el jesuita francés Jaime Berthieu (1838-1896), el seglar mártir filipino Pedro Calungsod (1654-1672) y el sacerdote italiano Giovanni Battista Piamarta (1841-1913), fundador de la Congregación de la Sagrada Familia de Nazaret y de las Hermanas Humildes Siervas del Señor.

Los siete fueron proclamados santos a las 09.54 hora local (07.54 GMT). Tras las palabras del papa, sonó música sacra y las miradas de los miles de fieles se dirigieron a la fachada de la basílica donde cuelgan siete grandes retratos de ellos.