El Ministerio Público de Panamá informó hoy que tras los enfrentamientos en la ciudad de Colón del viernes pasado mantiene a once personas detenidas relacionadas con la posesión y tráfico de armas y explosivos, hurto y daños a la propiedad.

La violencia estalló en la ciudad caribeña de Colón, 80 kilómetros al norte de la capital, luego de que el viernes pasado el presidente panameño, Ricardo Martinelli, sancionó la ley que permite la venta de las tierras fiscales de la Zona Libre de Colón, la principal del Hemisferio.

El Ministerio Público indica en un comunicado que la oficina de la Delegada de la Fiscalía Auxiliar de Colón "inició cuatro sumarios de oficio y recibió 10 denuncias por la supuesta comisión de los delitos de posesión y tráfico de armas de fuego y explosivos, hurto agravado, hurto simple y daños a la propiedad".

Aunque no identifica a los imputados, precisa que formuló cargos a seis personas por la supuesta comisión de los delitos de posesión y tráfico de armas de fuego y explosivos, a cuatro por hurto agravado y a una por hurto simple.

La fuente añade que "se realizan las diligencias pertinentes para identificar, ubicar, conducir y de ser necesario aprehender físicamente a las demás personas que hayan estado involucradas".

Indica que otras personas, cuyo número no precisa, fueron liberadas por las autoridades de policía porque cometieron faltas administrativas.

Precisa que sobre el homicidio de un menor de nueve años, el día de la refriega, la Personería Primera Municipal de Colón realiza las primeras diligencias pertinentes, antes de pasar el caso a la agencia del Ministerio Público competente.

"A pesar de que existen cuatro unidades de la Policía Nacional heridos con proyectiles de armas de fuego, hasta el momento el Ministerio Público no ha recibido la información formal sobre este hecho, ni lo que se refiere a los disparos efectuados a un fotógrafo de un medio de comunicación y a una unidad móvil de otro medio de comunicación", aclara.

El Ministerio Público no se refirió al caso de varios policías que fueron filmados por un ciudadano cuando agredían a un par de detenidos que estaban esposados y cuyo vídeo circula en las redes sociales.

Los colonenses iniciarán mañana un paro de 48 horas prorrogables para exigir al Gobierno que derogue la ley que permite la venta de las tierras de la Zona Libre de Colón, protesta a la que se han sumado los indígenas Ngäbe Buglé, que esta tarde anunciaron que bloquearán carreteras en el occidente del país.

En tanto, en la capital panameña el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) convocó para mañana a una marcha de protesta que se replicará en las ciudades occidentales de David y Changuinola.