El Departamento de Ganancias Ilegales del Ministerio de Justicia de Egipto ordenó hoy congelar los bienes y los fondos del excandidato presidencial Ahmed Shafiq y sus tres hijas, Sherin, Mai y Amina.

Según la agencia estatal de noticias Mena, el portavoz del Ministerio de Justicia, Ahmed Rushdi, informó de que esta resolución se adoptó después de las investigaciones iniciadas sobre las denuncias presentadas contra Shafiq.

Las citadas denuncias acusan a Shafiq, último primer ministro del régimen del depuesto Hosni Mubarak, de enriquecimiento ilícito durante sus años como miembro del Gobierno egipcio.

El pasado 30 de septiembre el Ministerio de Justicia de Egipto ordenó procesar al exjefe de Gobierno en un tribunal penal por supuestos nuevos casos de corrupción.

El caso se refiere a la distribución ilegal de tierras estatales a una empresa sin ofrecerlas previamente a licitación pública, entre otras acusaciones.

La Justicia egipcia ordenó el pasado 11 de septiembre, el arresto preventivo de Shafiq, quien viajó en junio pasado a Emiratos Árabes Unidos tras perder en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ante el islamista Mohamed Mursi.

Esta medida está relacionada con otro supuesto caso de corrupción, en el que también se implica a los hijos de Mubarak, Gamal y Alaa, y cuatro generales del Ejército.

En este caso, Shafiq está acusado de haber vendido en 1993, cuando era jefe de la Asamblea de Pilotos, un terreno de más de 40.000 metros cuadrados en la provincia de Ismailiya (noreste) a Alaa y Gamal Mubarak por un precio inferior al del mercado.