El argentino Juan Martín del Potro conquistó el domingo el duodécimo título de su carrera al vencer al esloveno Grega Zemlja 7-5, 6-3 en la final del torneo de Viena.

Es el segundo título en canchas bajo techo para el argentino, que retornó al tenis después de más de un mes debido a una lesión en la muñeca derecha.

Cuando estaban 2-2 en el set inicial, Del Potro, octavo en el escalafón del mundo, perdió su saque por primera vez en el torneo. Pero estando en desventaja de 2-4, ganó 11 de los 15 games siguientes para imponerse.

Zemlja, que ocupa el puesto 70 en el escalafón, eliminó sorpresivamente a Janko Tipsarevic en semifinales y es el primero de Eslovenia que llega a una final.

"Ha sido una semana fantástica", afirmó del Potro. "Regresar al circuito y ser primer cabeza de serie me puso presión. Pero estoy muy satisfecho ahora. Ganar un torneo significa mucho. Es importante terminar bien el año".

La victoria eleva a del Potro, que tiene una foja de 12-5 en finales, como firme favorito para conquistar una de las plazas restantes en el Tour Mundial final de la ATP.

"Tenía eso en mente al venir aquí", admitió el argentino. "Ahora me siento mejor, pero todavía tengo dos grandes torneos y tengo que andar bien en Basilea y París".

"No tuve un buen comienzo, estaba nervioso porque era una final", agregó. "En el segundo set le quebré el saque pronto y eso me dio confianza como para jugar la final como todos esperaban que lo hiciera".