El Ejército de Corea del Sur se ha declarado hoy en situación de "alerta elevada" después de que Corea del Norte amenazara con atacar un área desde la cual activistas surcoreanos acostumbran a lanzar globos con mensajes políticos al país vecino.

"Nuestras unidades militares cercanas a Imjingak (ciudad fronteriza al noroeste de Corea del Sur) están preparadas para responder de inmediato a un fuego de artillería", indicó a la agencia local Yonhap una autoridad militar.

"Estamos observando de cerca los movimientos de los militares de Corea del Norte", aseguró.

La organización civil "Luchadores por una Corea del Norte Libre", compuesta por refugiados procedentes del país comunista, confirmó hoy que no ha abandonado su plan de enviar 200.000 folletos en globos desde la ciudad de Imjingak, a pesar de las amenazas de Pyongyang.

Sin embargo, el lanzamiento de globos podría no realizarse debido a que el Ejército y la policía han prohibido la entrada en Imjingak a turistas, residentes y periodistas desde primera hora de la mañana y no levantarán la restricción hasta que la situación haya finalizado, indicaron autoridades militares a Yonhap.

Corea del Norte amenazó el viernes con atacar Paju -en cuyo término municipal se encuentra Imjingak- si desde allí los activistas lanzan de nuevo globos hacia territorio norcoreano con panfletos contra el régimen de Kim Jong-un, acción que Pyongyang considera una "guerra psicológica".

La zona se convertirá en "objetivo directo de la artillería del Ejército Popular de Corea", afirmó la agencia estatal KCNA, que instó a evacuar a los habitantes surcoreanos "para prevenir posibles daños".

Poco después de conocerse la amenaza de Corea del Norte, el ministro surcoreano de Defensa, Kim Kwan-jin, aseguró que "si se lleva a cabo tal provocación, Corea del Sur posee total preparación para eliminar el origen del ataque".

El nuevo episodio de tensión entre Norte y Sur llega en un momento en que las relaciones bilaterales se hallan seriamente deterioradas y a escasos días de que el Ejército surcoreano inicie este jueves, con el apoyo de su aliado EEUU, el ejercicio militar anual "Hoguk".

Ambas Coreas se encuentran en estado técnico de guerra debido a que el conflicto que las enfrentó hace seis décadas (1950-53) finalizó con un armisticio nunca sustituido por un tratado de paz.