El Boca Juniors igualó a cero con el Estudiantes y el River Plate perdió frente al Quilmes por 1-0 en la jornada previa al clásico del fútbol argentino que se disputará el próximo domingo en el estadio 'Monumental' riverplatense.

El equipo boquense, que ha cumplido un ciclo negativo de cuatro jornadas sin victorias, con dos empates e igual cantidad de derrotas, tuvo posibilidades de superar a los estudiantiles en la segunda parte, pero sintió la presión y careció de la claridad necesaria para lograrlo.

El River Plate cayó derrotado fuera de casa por el Quilmes, con el tanto anotado por el uruguayo Martín Cauteruccio (m.59), vital para los cerveceros en su lucha por mantenerse en la categoría tras su regreso a ella a mediados de este año.

Un equipo de juego inexpresivo, sin relieves, resultó el River en el estadio Centenario de la ciudad de Quilmes, con un agitado tramo final del encuentro en el que buscó el empate con dependencia absoluta de lo que pudieran hacer sus individualidades.

El conjunto riverplatense había remontado una etapa crítica con dos goleadas en las últimas jornadas ante Arsenal (0-4) y Godoy Cruz (5-0), pero frente a los quilmeños volvió a mostrar su peor cara, que ni el uruguayo Rodrigo Mora ni Rogelio Funes Mori, sus goleadores, pudieron revertir.

La victoria posibilitó al Quilmes salir de la zona de descenso y provocó que regresara a ella el Independiente de Avellaneda, junto con el San Lorenzo de Almagro y el Unión de Santa Fe.

Tras once jornadas desde su regreso a la Primera División, el River Plate llegará al clásico con 15 puntos de 33 posibles, con cuatro victorias, tres empates y cuatro derrotas, mientras que el Boca Juniors ha quedado a cinco puntos del líder Newell's Old Boys, después de cinco triunfos, dos empates y tres negativos.

La última vez que River Plate y Boca Juniors se enfrentaron en una Liga fue en mayo de 2011, semanas antes de que el primero descendiera a la segunda categoría por única vez en su historia.

Ganaron los boquenses en 'La Bombonera' por 2-0 con los tantos del portero Juan Pablo Carrizo en propia meta y el delantero Martín Palermo, el goleador auriazul de todos los tiempos, ya retirado, y en aquel encuentro el actual entrenador del River, Matías Almeyda, fue capitán de su equipo.

El Lanús, dirigido por el exdelantero boquense Guillermo Barros Schelotto, venció al Atlético de Rafaela por 1-2 y se ha situado en la clasificación a seis puntos del primer puesto.

El equipo granate ganó con los goles de Paolo Goltz (m.39) y Carlos Araujo (m.75) mientras que para la formación santafesina marcó Sebastián Grazzini (m.76).

El Newell's Old Boys mantuvo el sábado el liderato del torneo y su condición de único equipo invicto al igualar a cero en su visita al Racing de Avellaneda, segundo a un punto del primer puesto en la tabla de posiciones.

La posición de privilegio que ocupa el Newell's no sólo le sirve para mantener su candidatura al título, sino también para zafar del descenso de categoría, ya que comenzó la temporada 2012-13 con uno de los peores promedios de puntos de las últimas campañas, lo cual determinará tres descensos directos a mediados de 2013.