El argentino Emiliano Grillo, que al promediar el torneo internacional de Perth lo encabezaba con cuatro golpes de ventaja, debió conformarse el domingo con el cuarto puesto después de cerrar la vuelta final en 72 golpes, dos sobre par.

El título fue para el estadounidense Bo van Pelt, que firmó una tarjeta de 68 para un total de 272, dieciséis bajo par.

Segundo fue otro estadounidense, Jason Dufner (69) con 274 y tercero el español Alejandro Cañizares (68) con 279.

Van Pelt extendió su ventaja de un golpe que llevaba después de la tercera rueda con seis birdies y dos bogeys para asegurar su primera victoria en un torneo del circuito europeo.

Fue su primera victoria del año, pese a haber terminado diez veces entre los diez primeros en otros tantos torneos. Su último triunfo fue el año pasado en el Clásico Asia-Pacífico en Malasia, título que deberá defender la semana próxima.

"Estuve muchas veces entre los diez primeros pero dejé escapar un par de oportunidades", comentó van Pelt. "Por eso fue agradable ganar esta semana".

Grillo tuvo dos primeras vueltas estupendas con 66 y 67 golpes. Pero no repitió y el sábado y domingo estuvo sobre par con 73 y 74. De todos modos terminó empatando el cuarto puesto con otros cuatro golfistas con ocho bajo par.