El presidente sirio, Bachar al Asad, afirmó hoy que está abierto a cualquier iniciativa para resolver la crisis siria que respete la soberanía del país, durante una reunión en Damasco con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi.

Según un comunicado oficial, citado por la televisión siria, Al Asad se mostró receptivo a "cualquier esfuerzo leal para encontrar una solución política a la crisis que se base en el respeto a la soberanía siria y el rechazo a injerencias extranjeras".

El mediador internacional está de visita en Siria para plantear a las partes del conflicto su propuesta de tregua durante la fiesta musulmana del Sacrificio, que comenzará el próximo viernes.

Durante su encuentro de hoy, Al Asad apoyó los esfuerzos de Brahimi, pero advirtió de que "cualquier iniciativa o proceso político debe basarse en acabar con el terrorismo, y lo que ello implica para los países involucrados en apoyar, armar y ofrecer refugio a los terroristas en Siria".

Esta reunión coincidió con un atentado con coche bomba esta mañana en Damasco, en el que han fallecido al menos diez personas en el barrio de mayoría cristiana de Bab Toma, situado en el casco histórico de la ciudad.

Se trata de la segunda visita de Brahimi a Siria desde que asumiera oficialmente el cargo de mediador el mes pasado.

El 15 de septiembre, Brahimi se entrevistó por primera vez con Al Asad en la capital siria, donde advirtió de la amenaza que supone para Oriente Medio y el mundo el conflicto sirio.

El enviado internacional llegó el viernes pasado a este país, dentro de una gira por la región que le ha llevado también a Jordania, el Líbano, Egipto, Irak, Turquía, Irán y Arabia Saudí.