Una vez más la figura del mariscal de campo Eli Manning brilló con luz propia para ser la clave que guió a los Giants de Nueva York al triunfo por 27-23 ante los Redskins de Washington.

Además Manning también le ganó el duelo individual de mariscales de campo al novato Robert Griffin III.

Junto a Manning, el jugador clave para los Giants fue el receptor abierto de origen puertorriqueño Víctor 'Salsa' Cruz, que lideró la ofensiva de los actuales campeones del Super Bowl.

Manning coronó su actuación con un pase de 77 yardas a Cruz cuando restaban 1:13 minutos por jugarse y ayudó a que los Giants se sobrepusieran a dos pase de anotación de Griffin III, para llevar a Nueva York a un registro de 5-2.

'Salsa' Cruz volvió a ser decisivo en la ofensiva de los Gigants después de concluir el partido con siete recepciones y 131 yardas, la mayor de 77, siendo la gran pesadilla para la defensa de los Redskins.

Manning completó 26 de 40 pases para 337 yardas, con un envío de anotación, en que le puso a Cruz, y dos interceptaciones, dejando en 78,9 su índice pasador.

El mariscal hizo conexión con Cruz cuando habían pasado sólo 19 segundos después de que Griffin lideró un touchdown con pase de 30 yardas al receptor abierto Santana Moss, que habría dado la victoria a los Redskins.

Griffin completó 20 de 28 pases para 258 yardas, con dos envíos de anotación y otro interceptado, que no impidieron lo que fue la cuarta derrota de los Redskins (3-4) en lo que va de la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).