Sting cambió la ubicación de su concierto "Back to Bass Tour" en las Filipinas debido a que varios ambientalistas se lo pidieron bajo el argumento de que la sede original es propiedad de un consorcio que planea talar 182 árboles para construir un estacionamiento y ampliar un centro comercial.

La empresa SM Mall de la Arena Asia dijo el sábado que el cambio de lugar para el concierto del 9 de diciembre fue "decisión del propio artista" a pesar del "exhorto" de los representantes de la compañía.

El consorcio SM Prime Holdings, que administra los centros comerciales y la arena SM en el puerto de Manila Bay, es propiedad del hombre más rico de las Filipinas, el magnate de centros comerciales Henry Sy.

Los ambientalistas dijeron en su solicitud que, en su calidad de adalid del medio ambiente, "¡Sting no puede estar salvando bosques y permitiendo al mismo tiempo que SM viole el medio ambiente!"

Sting y su esposa, Trudie Styler, establecieron en 1989 la Fundación Rainforest para proteger a bosques tropicales y a sus habitantes.

El gerente de negocios de Arena, Arnel Gonzales, dijo a The Associated Press que la sede se convirtió en un "daño colateral" de la campaña de ambientalistas.

Un corte local suspendió temporalmente los planes de la expansión comercial en la norteña ciudad de Baguio.

Karlo Marko Altomonte, quien puso en marcha la solicitud, escribió a la fundación de Sting para denunciar que el retiro de los árboles aumentaría gravemente la contaminación atmosférica y el riesgo de derrumbes e inundaciones en una zona cercana a escuelas.

"Gracias, Sting, por ayudarnos a defender nuestro medio ambiente, nuestra herencia, nuestro hogar", dijo Altomonte en su página de Facebook.