La escasez de alimentos es un "problema crónico" en el sur de África y más de 5,5 millones de personas en ocho países de la región requieren de ayuda este año — un incremento del 40% en comparación con 2011_, dijo la subdirectora de asuntos humanitarios de Naciones Unidas el sábado.

Al cierre de un viaje de cinco días por el sur de África, Catherine Bragg, de la Oficina Para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH), dijo que la creciente escasez de alimentos es resultado de la sequía o las inundaciones y del elevado precio de los alimentos a nivel mundial.

En Zimbabue, 1,6 millones de personas se ven afectadas por la falta de alimentos y muchas familias de zonas rurales han empezado a vender sus cabezas de ganado, que suelen mantener como un símbolo de estatus o bienestar, a fin de enfrentar la "grave situación", dijo Bragg.

Una década de embargos de granjas comerciales ha frenado la producción de alimentos en Zimbabue, que solía ser una importante fuente de alimentos en la región.

La escasez de alimentos también resulta particularmente grave en Lesoto, Malaui y Suazilandia, agregó Bragg.