La baja participación marcó hoy las elecciones municipales en Cisjordania, las primeras a las que acuden los palestinos en más de seis años, dominadas por el boicoteo del movimiento islamista Hamás y la escasa alternativa en lo que se refiere a candidatos.

Los comicios se celebraron sólo en 94 de los 353 distritos electorales de Cisjordania, ya que en más de la mitad de ellos (181) únicamente se presentó una candidatura y en los 78 restantes no concurrió ninguna.

Algo más de 500.000 palestinos estaban llamados a votar en estas primeras elecciones desde los comicios generales de 2006, que dieron la victoria a Hamás y las municipales de 2004-2005, en las que el movimiento islamista se alzó con importantes alcaldías cisjordanas como las de Nablus o Tulkarem.

Seis horas después de la apertura de los colegios, a las 13.00 horas locales (11.00 GMT) el índice de participación media era de un 23 por ciento en el conjunto de Cisjordania, según los datos facilitados por la Comisión Electoral Central.

La baja afluencia de electores, según constató Efe, en varios colegios del centro de Ramala, la ciudad que alberga las instituciones de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), donde en principio la participación se preveía mayor que en otras localidades.

El presidente de la ANP, Mahmud Abás, acudió a votar sobre las 10.30 hora local (08.30 GMT) en el colegio Al-Mustaqbal (Futuro) de la localidad de Al Bireh, cerca de Ramala, en medio de fuertes medidas de seguridad, que dificultaron el trabajo de los periodistas, a los que no se les permitió acceder al interior del centro electoral.

Abás restó importancia al boicoteo de Hamás, aunque mostró su "decepción" por que no se votase también en la franja de Gaza y afirmó que esperaba una "gran participación" ya que "la población está muy entusiasmada".

El primer ministro palestino, Salam Fayad, que votó cerca de Tulkarem, describió las elecciones como "un proceso electoral importante para ganar la batalla por la democracia" y destacó que los comicios "incentivarán el derecho del pueblo a practicar la democracia y a elegir a sus representantes".

En el distrito electoral del Colegio Francés, en el centro de Ramala, el flujo de votantes se animó algo a partir del mediodía con la presencia de los candidatos independientes de una lista alternativa que pretende competir con la oficial del partido Fatah del presidente Abás.

"No son las mejores condiciones democráticas, pero es lo que hay y tenemos que aprovecharlo", dijo a Efe Rined Zarov, candidata de la lista "Al Bireh for all" (Al Bireh para todos), que concurre a las municipales con la idea de "potenciar los servicios, los hospitales, las escuelas, para mejorar las condiciones de vida de la gente bajo la ocupación".

Esta activista en organizaciones de la sociedad civil instó a la participación electoral para "mejorar la democracia palestina" pese a que denunció que tras los últimos comicios municipales "muchos concejales fueron arrestados por Israel o por las autoridades de la ANP".

"Es bueno que podamos votar después de mucho tiempo", destacó también Auad, un ingeniero mecánico de 64 años, para quien las elecciones municipales "no deben ser políticas, sino centradas en mejorar los servicios de los ciudadanos".

La mayoría de los votantes coincidían en valorar el hecho de poder votar después de más de seis años y mostraban con satisfacción su dedo índice marcado con tinta indeleble como prueba de que habían depositado su papeleta en la urna.

A juicio de Rasan Hatif, profesor en la Universidad de Birzeit y ex portavoz del Gobierno de la ANP, "es positivo que se celebren las elecciones porque no es bueno hacer a la gente rehén de las disputas de las facciones políticas o de Fatah y Hamás".

Hatif atribuyó la baja participación a los sucesivos aplazamientos de los comicios, al boicoteo de Hamás y al hecho de que en más de la mitad de las circunscripciones se presentase una sola candidatura.

La principal incógnita de los comicios será conocer el grado de respaldo a las listas oficiales de Fatah y el apoyo que pueden obtener las candidaturas alternativas, muchas de ellas integradas por disidentes del partido que gobierna la ANP.

Los primeros resultados provisionales no se conocerán hasta este domingo, aunque los datos definitivos tardarán tres días en hacerse públicos.

Javier García