El Ejército israelí asaltó hoy la III "Flotilla de la Libertad" que se dirigía a Gaza con activistas internacionales abordo, entre ellos un diputado español, con la intención de protestar por el bloqueo a la franja palestina.

"Soldados de la Marina abordaron el Estelle, un barco que se dirigía a la franja de Gaza para tratar de romper el bloqueo marítimo de seguridad", dice el parte militar israelí, que asegura que el proceso se completó de forma pacífica y que los pasajeros son trasladados al puerto de Ashdod.

El abordaje ha sido llevado a cabo, según el comunicado, "de acuerdo al derecho internacional, bajo las órdenes del Gobierno israelí y después de que se hicieron todo tipo de intentos -directos y a través de canales diplomáticos- de impedir de que el barco llegara a Gaza".

Siguiendo los procedimientos empleados con anteriores flotillas, el Ejército israelí realizó sucesivos llamamientos a la tripulación y al pasaje para que cambiaran de rumbo, llamamientos que, según Israel, "fueron ignorados".

Desde Madrid, la ONG "Rumbo a Gaza", que dirige y coordina la actividades en España de la denominada "Flotilla de la Libertad", dijo que el asalto por "soldados enmascarados" se produjo en aguas internacionales a las 10.15 hora local (08.15 GMT), después de que "cinco o seis barcos militares la rodearan".

En una comunicación enviada desde el navío y trasladada a los medios por la ONG, el Estelle fue atacado en las coordenadas N31 26 E33 45.

De acuerdo a fuentes en Gaza, el abordaje tuvo lugar a unas 40 millas de la costa.

Amjad al-Shawa, director de la Red de ONG Palestinas (PNGO), estuvo en contacto con los activistas del barco, que le transmitieron que después de un viaje que en algunos cases había durado tres meses, estaban decididos a alcanzar Gaza.

El Estelle es un velero de tres palos que, con ayuda humanitaria simbólica en sus depósitos, trataba de romper el bloqueo que Israel impuso a la franja hace cinco años.

Abordo se encuentran activistas y parlamentarios de España, Finlandia, Suecia, Noruega, Canadá, Italia, Grecia e Israel.

El viernes por la tarde, en una última comunicación telefónica dede el velero, el diputado español de Izquierda Unida Ricardo Sixto informó a Efe de que la embarcación se encontraba a 80 millas de la costa y llegaría a la franja por la mañana.

El diputado español, que viajaba acompañado de la activista Laura Arau y la abogada Begoña Zabala, recalcó que su viaje era "una misión pacífica para reivindicar que el bloqueo a Gaza está de más y hay que acabar con él".

Israel impuso esa medida respecto a las aguas de Gaza en 2007 después de que el movimiento islamista Hamás se hiciera con el control de la franja y expulsara de allí a las fuerzas leales a Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

La primera "Flotilla de la Libertad" a Gaza, en 2010, en la que viajaban dos españoles, fue asaltada por comandos israelíes, en un enfrentamiento en el que fallecieron ocho turcos y un ciudadano estadounidense de origen turco.

Tras ese suceso, que provocó la peor crisis en las relaciones turco-israelíes, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, formó un panel internacional que concluyó que Israel se había excedido en el uso de la fuerza pero, a la vez, declaró legal el bloqueo marítimo como medio para impedir el contrabando de armas a las milicias palestinas.

El Ejército israelí aseguró hoy que sus soldados "tomaron todas las precauciones necesarias para garantizar la seguridad del pasaje" y que se les ofreció "comida y bebida".

Situado a unos 40 kilómetros al norte de la franja de Gaza, el puerto de Ashdod es la principal base militar en la costa sur de Israel.

"Al llegar (..) los pasajeros serán puestos bajo la custodia de la Policía de Israel y de las autoridades de inmigración del Ministerio del Interior", concluye la nota militar.

El proceso que suele seguir Israel incluye la firma por parte de los detenidos de un documento en el que aceptan ser expulsados el país o de lo contrario ser juzgados.

HASH(0x91f7d48)

Elías L. Benarroch