Una inmobiliaria española promoverá en el centro de Miami un rascacielos de 55 alturas, así como un edificio de oficinas y espacios comerciales en un complejo que requerirá una inversión de unos 435 millones de dólares.

"Es nuestro proyecto más ambicioso en EE.UU. y el primero en Miami. Afortunadamente el mercado de Miami está otra vez muy fuerte y estamos listos para aprovechar esa subida", dijo a Efe Alberto Muñoz, consejero delegado de Espacio USA.

La filial estadounidense de Inmobiliaria Espacio se ha hecho esta semana con la aprobación de las autoridades locales para levantar un complejo de uso mixto en el "Downtown" de Miami.

Es una de las zonas más populares de la ciudad, en pleno proceso de recuperación, y el terreno adquirido se encuentra frente al auditorio de artes escénicas Adrienne Arsht Center, uno de los más grandes del país.

Espacio USA compró el terreno en 2007, cuando el mercado vivía su peor momento debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, que en esta ciudad fue de enormes dimensiones.

Ahora en ese terreno hay inmuebles de oficinas y entre los inquilinos destaca el Centro Cultural Español de Miami, que recientemente ubicó ahí su moderna sede.

La idea de la compañía es iniciar en 2013 la construcción de un edificio de 12 alturas, con una inversión de unos 35 millones de dólares y unos 10.000 metros cuadrados de oficinas, y, en una segunda etapa, un rascacielos de 55 plantas que combinará espacios comerciales, de oficinas y 418 viviendas.

Aunque la constructora española OHL es del mismo grupo que Espacio USA, "no tenemos ningún compromiso con ellos, ya que cada parte tiene que tratar de conseguir el mayor rendimiento con sus proyectos", explicó Muñoz, quien aclaró que, en cualquier, caso "les invitaremos a participar, son de la casa, pero será cuestión de que gane el mejor".

La segunda etapa será mucho más ambiciosa que la primera y requerirá unos 400 millones de dólares, para lo que, además de recurrir a bancos (en el pasado han trabajado con Banco Sabadell), acudirán al efectivo adelantado por los propietarios.

"Está siendo fundamental para la recuperación del mercado inmobiliario de Miami: Hay mucho dinero en efectivo. Antes se construía mucho con financiación bancaria, pero ahora se están basando más en el 'cash' de los compradores", explicó Muñoz.

Espacio USA, perteneciente al grupo español Villar Mir, llegó a EE.UU. en 2007 y tiene otros proyectos en el país, como un rascacielos en Austin (Texas) y otros menores en el costa oeste de Florida, pero este de Miami es el más ambicioso. Hasta ahora ha invertido 80 millones de dólares en este país.

"Viendo cómo estaba el mercado inmobiliario en España, nos dimos cuenta de que había que ir al exterior" y buscar mercados de "contraciclo" que ayudaran a compensar en momentos bajos, explicó este ingeniero de caminos. "Éste era un mercado más seguro y, quizás por cercanía y por su relación con España, elegimos Miami".

Muñoz reconoció que "sufrimos bastante al comienzo", ya que "la crisis nos pilló aquí", pero eso también permitió por ejemplo comprar este terreno a un precio "muy favorable", 32,5 millones de dólares.

"He vivido el mal momento de Miami -explicó-, pero estoy disfrutando muchísimo de ver lo rápido que está cambiando. Dado el gran 'stock' de viviendas que había, se preveía una recuperación muy lenta, de seis o siete años. Sin embargo, en dos años el 80 % de las viviendas ya estaban absorbidas".

Miami "es una ciudad por la que está apostando no sólo Latinoamérica, sino que los propios estadounidenses se están dando cuenta de que es una de las pocas ciudades que se está recuperando", con lo que hace una función de "contraciclo" incluso dentro de EE.UU.

En su opinión, una de las claves radica en que aquí invierte gente de muchos países de Latinoamérica cuando sus economías no van muy bien: "Lo bueno que tiene Miami es que cuando no viene el dinero de Venezuela, viene de Argentina o Brasil".

"Cuando algo no va bien, quien puede, busca invertir en algún otro país seguro, y lo más cercano que tienen es EE.UU. Obviamente donde se sienten más cómodos es en Miami", explicó.

La crisis "ha dificultado mucho el acceso a crédito de los estadounidenses, lo que también explica que muchos de los compradores actuales sean de Latinoamérica, donde tienen mucha más disponibilidad de efectivo".

A eso se suma que "el crecimiento se está consolidando, porque las viviendas están ocupadas, lo que es muy importante para consolidar el mercado. La ciudad está llenándose", sobre todo de gente de Brasil, Argentina, Perú, Colombia y México, según sus datos.