El primer ministro libanés, Nayib Mikati, consideró hoy necesaria la formación de un Gobierno de unidad nacional ante la crisis política abierta tras el atentado que ayer se cobró la vida del jefe de la inteligencia policial del país, Wisan Hasan.

En una rueda de prensa tras mantener una reunión extraordinaria en el seno del Gobierno, Mikati aseguró que esperará a conocer los resultados de las consultas que próximamente llevará a cabo el presidente del Líbano, Michel Suleiman, con los líderes de la mesa del diálogo nacional para decidir sobre su posible dimisión.

Además, el primer ministro destacó que "hay un vínculo" entre el atentado contra el responsable de inteligencia, en el que murieron otras dos personas en Beirut, y el caso del exministro libanés Michel Samaha, que fue detenido en agosto pasado por supuestamente planear atentados bajo órdenes de las autoridades sirias, de acuerdo a una trama destapada por Hasan.