El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, inició hoy una gira internacional con marcado acento comercial que lo llevará a Japón y Vietnam en visitas oficiales.

El gobernante viajó un día después de que desórdenes en la ciudad portuaria de Colón, que alberga a la Zona Libre más importante del continente americano, dejaran un niño muerto de un balazo, varios manifestantes y policías heridos, además de unos 250 detenidos y destrucción de propiedad privada.

Las protestas cívicas, que el viernes derivaron en vandalismo en algunos sectores de Colón, se registraron en rechazo a una ley que ayer mismo firmó Martinelli para permitir la venta de tierras públicas en la Zona Libre de Colón.

Una nota de prensa oficial indicó que el mandatario panameño permanecerá en Japón hasta el próximo miércoles, donde se reunirá con el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, y el emperador Akihito y la emperatriz Michiko, así como con empresarios de la potencia asiática, el segundo mayor usuario del Canal de Panamá.

El próximo miércoles viajará a Vietnam, donde tiene programado reunirse con el presidente de la República, Truong Tan Sang, y el primer ministro, Nguyen Tan Dung.

La agenda de trabajo incluye una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional de Vietnam, Nguyen Sinh Hung, y con el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong.

El gobernante panameño participará de una ceremonia de colocación de ofrenda floral en el Monumento de los Héroes y Mártires en el Mausoleo de Ho Chi Minh, y también en un encuentro empresarial para promover las inversiones en su país.

Martinelli viajó acompañado por su esposa, Marta Linares, y sus ministros de Relaciones Exteriores, Rómulo Roux; de Asuntos del Canal, Roberto Roy; el administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Roberto Linares, y el director de Política Exterior de la Cancillería, Juan Carlos Espinosa.

La Presidencia no precisó cuando regresará el gobernante a Panamá.