Las tropas del régimen sirio libraron hoy duros enfrentamientos contra los rebeldes en Damasco y sus alrededores, y en las provincias septentrionales de Idleb y Alepo, informaron grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó en un comunicado que los combates se registraron en el barrio de Yuber, en el sur de Damasco, mientras que hubo varias explosiones en otras zonas de la capital.

Los Comités de Coordinación Local confirmaron esa información y agregaron que la localidad de Zamalka, en los alrededores de Damasco, es sometida a un intenso bombardeo por parte de tanques del Ejército, que intentó entrar sin éxito en la zona controlada por los insurgentes.

En Idleb, cerca de la frontera con Turquía, las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, continuaron hoy atacando con aviones de combate las localidades vecinas de Maarat al Nuaman y Maar Shamsha.

A menos de un kilómetro de distancia de Maarat al Nuaman se encuentra el cuartel militar de Wadi Deid, que desde hace varios días está cercado por los insurgentes y que es uno de los últimos reductos de las tropas gubernamentales en la zona.

Los grupos opositores señalaron también que el Ejército y los rebeldes luchan al sur de Maarat al Nuaman, concretamente en la ruta que une las ciudades de Alepo y Damasco, después de que los insurgentes atacaran un convoy militar.

Mientras, en el oeste de Alepo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que las tropas del régimen bombardean las zonas vecinas al cuartel donde se ubica el Regimiento 46.

Ninguna de estas informaciones ha podido ser verificada de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

La crisis que se vive en Siria desde marzo de 2011 ha causado hasta la fecha unos 25.000 muertos, mientras que unos 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han tenido que refugiar en los países vecinos, según cifras de Naciones Unidas.