El Bayern goleó hoy al Fortuna Düsseldorf a domicilio (0-5) y estableció un nuevo récord, al ser el primer equipo en la historia de la Bundesliga que empieza la temporada con ocho victorias consecutivas.

El Bayern sitió al Fortuna prácticamente desde el primer instante del partido. Aunque el primer llegó en el minuto 28, por medio del croata Mario Mandzukik, que aprovechó un centro francés Franck Ribery, antes ya había tenido buenas ocasiones de gol, dos de ellas en los pies de Toni Kroos.

El segundo lo firmó el brasileño Luiz Gustavo, que tocó el balón a puerta vacía después de que el meta Fabian Giefer parara a medias un cabezazo de Manduzik en el minuto 38.

Luego Thomas Müller marcó dos veces -en el 55 con un remate desde fuera del área y en el 86 desde el borde del área pequeña- y el brasileño Rafinha clavó la puntilla en el 87.

Con la victoria, el Bayern se consolida como líder, con cinco puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el Eintracht Fráncfort, que hoy derrotó por 3-1 al Hannover 96.

Más destacable, sin embargo, son los doce puntos de ventaja que acumula sobre el vigente campeón, el Borussia Dortmund, que hoy perdió en casa ante el Schalke (1-2).

"Todavía no es tiempo de descorchar champaña", dijo sin embargo el presidente del Consejo Directivo del Bayern, Karlheinz Rummenigge, al ser preguntado por los doce puntos de ventaja sobre el Dortmund.

El nuevo colista es el Wolfsburgo de Felix Magath, que hoy cayó en casa (0-2) ante el Friburgo.

El Dortmund perdió el partido ante el Schalke en un experimento que intentó el entrenador Jürgen Klopp, que alineó a una defensa de tres hombres.

Cuando, hacia el minuto 30, Klopp optó por dar por terminado el experimento, el Schalke ya tenía una ventaja de un gol, marcado por Ibrahim Affelay. Y cuando el Dortmund estaba dando muestras de recuperación, en el 48, el Schalke marcó el segundo por medio de Marco Höger.

El Dortmund después batalló y acortó distancias con un tanto de Robert Lewandowski, pero al final no pudo evitar la derrota.

El Bayer Leverkusen, mientras tanto, dejó pasar la oportunidad de desplazar al Dortmund de la cuarta posición el empatar en casa a dos goles con el Maguncia 05.