El Gobierno de Ecuador espera que Venezuela se integre al eje de vialidad "multimodal" proyectado con Perú y Brasil para conectar el océano Pacífico con el Atlántico por la Amazonía.

Así lo señaló hoy el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe sabatino, en el que destacó el avance de obras viales en la zona amazónica central de su país, que forman parte del llamado "Eje Multimodal Manta-Manaos".

Ese proyecto prevé unir al puerto ecuatoriano de Manta, en la costa del Pacífico, con la ciudad de Manaos, en el corazón de la Amazonía brasileña, a través del gran río suramericano y varios de sus afluentes.

También podría abrir una interconexión con Venezuela, añadió el gobernante, al revelar que ha conversado de la iniciativa con su colega venezolano, Hugo Chávez.

"Hemos hablado con Chávez, porque también se puede hacer (una interconexión) con el Orinoco" venezolano, afirmó Correa, al destacar que el eje es una alternativa de integración para toda Suramérica.

Con ello, dijo, se podría tener una línea de conexión entre el Pacífico y el Atlántico más directa y barata al canal de Panamá.

Correa precisó que también su Gobierno ha trabajado en la construcción del llamado "Eje multimodal Morona", situado más al sur del país, con el mismo objetivo de llegar al Amazonas, pero por otra ruta que podría resultar más navegable.

Destacó la construcción de la carretera "Méndez-Morona", que ya se encuentra lista hasta la frontera con Perú y que podría ser una vía para conectar los puertos de Guayaquil y Bolívar, en la costa sur del Pacífico ecuatoriano, con el río Marañón peruano y de este al Amazonas hasta Manaos, que se conecta a Belem, en el Atlántico brasileño.

Recordó que esa vía construida en el sur de su país forma parte del acuerdo de paz suscrito en 1998 con Perú, que puso fin a una larga historia de desacuerdos limítrofes entre ambas naciones.

"Estos son los compromisos del acuerdo de paz firmado con Perú en 1998 que nunca se cumplieron. Ahora sí se cumplen con la Revolución Ciudadana", dijo Correa, en referencia al eslogan de su administración de tinte izquierdista.