La Casa Blanca anunció el sábado que está preparada para sostener conversaciones directas con Irán a fin de llegar a un acuerdo diplomático sobre el estancamiento relacionado con el intento de Teherán de obtener armas atómicas, pero no hay acuerdo alguno para reunirse por el momento.

El portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Tommy Vietor, dijo el sábado que el presidente Barack Obama ha dejado en claro que impedirá que Irán obtenga armas atómicas y hará todo lo necesario a fin de impedir que eso suceda. Vietor indicó que Irán deberá cumplir con sus obligaciones o de lo contrario deberá enfrentar crecientes presiones.

"Todo depende de que los iraníes cumplan con eso, de lo contrario continuarán recibiendo sanciones agobiantes y una intensificación de las presiones", destacó Vietor.

Irán ha sido uno de los asuntos más debatidos en las elecciones presidenciales. El diario New York Times informó el sábado que Estados Unidos e Irán han acordado por primera vez tener negociaciones. El diario dijo que Irán ha insistido en que las conversaciones se realicen después de las elecciones del 6 de noviembre.

Obama y el candidato presidencial republicano Mitt Romney sostendrán el lunes por la noche una debate centrado en política exterior y las ambiciones atómicas de Irán serán con toda seguridad uno de los temas a abordarse.

Obama ha manifestado que impedirá que Irán adquiera armas atómicas. Espera que las sanciones a la par de negociaciones puedan llevar a que Irán detenga su enriquecimiento de uranio, aunque la estrategia no ha dado resultado aún. Para el presidente la amenaza de una acción militar es el último recurso.

Entretanto, Romney acusa a Obama de debilidad ante Irán y señala que Estados Unidos necesita presentar una gran amenaza militar.

Aunque se le han aplicado sanciones a nivel mundial sin precedente, Irán ha continuado con su programa nuclear. Las naciones occidentales temen que la república islámica esté determinada a desarrollar armas atómicas y reforme fundamentalmente el equilibrio del poder en Medio Oriente, lo cual significaría una grave amenaza para Israel.

Actualmente Irán señala que su programa sólo tiene fines pacíficos, para generar energía y realizar investigación.

En momentos en que la guerra de Irak ha concluido y llega a su fin en Afganistán, la preocupación de una posible conflagración armada se centra en Irán. Mientras tanto, la sospecha de un posible programa nuclear en Irán es la prioridad en la agenda internacional y las presiones sobre Teherán se han intensificado.

Israel amenaza con atacar las instalaciones nucleares de Irán si su gobierno no suspende su enriquecimiento de uranio, un proceso considerado como el camino para desarrollar armas atómicas. Israel puede decidir los ataques a instalaciones nucleares en Irán por sí solo, y los líderes israelíes han dicho que ya se agota el tiempo de espera.

___

El periodista de Associated Press Andrew Miga contribuyó a este despacho.