El Gobierno de Venezuela decretó hoy una emergencia "en materia de infraestructura carcelaria" para la recuperación o construcción de nuevas prisiones de tres meses en medio de la crisis que afronta el sistema penitenciario, que en el primer trimestre del año registró 304 presos muertos y 527 heridos.

En un decreto publicado en la Gaceta Oficial del 18 de octubre y del que informó la ministra del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno, almiranta Carmen Meléndez, en su cuenta en Twitter @gestionperfecta, se indicó que la emergencia estará en vigor por "tres (3) meses prorrogables".

La norma, difundida por medios locales, establece que el Ministerio para el Servicio Penitenciario y sus entes adscritos deberán durante ese período "ejecutar las soluciones necesarias para la construcción, recuperación y optimización de los Centros de Procesados Judiciales".

Además, deberán "poner en práctica el proyecto de construcción de los Centros de Procesados Judiciales para el Sistema Penitenciarios Venezolano en todas sus fases".

Según el decreto, que también ampara a los centros donde permanecen adolescentes, el Ejecutivo "gestionará y apoyará en la consecución de los terrenos necesarios para la ejecución del proyecto de construcción".

La medida se anunció en medio de una crisis que afecta al sistema penitenciario venezolano, donde son frecuentes los episodios del descontrol y tiroteos.

El hecho más reciente se registró en la ciudad de Coro (noroeste) donde en la madrugada de hoy sacaron los cadáveres de dos reclusos asesinados por presuntas mafias de internos, informó la gobernadora del estado Falcón, Stella Lugo, en su cuenta de Twitter.

El 26 de julio de 2011, el presidente Hugo Chávez creó la cartera de Servicios Penitenciarios, que desde entonces está a cargo de la exdiputada Iris Varela, para atender la problemática en las cárceles.

La medida se anunció después de que casi un millar de presos armados pusiera fin a una resistencia de 26 días a un cerco militar sin precedentes.

Ese hecho se registró en el complejo carcelario Rodeo, a unos 40 kilómetros de Caracas, en junio de 2011, donde unos 5.000 soldados de la Guardia Nacional dispusieron un cerco para recuperar el control del recinto tras una reyerta que dejó 22 personas muertas.

Según el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), solo en el primer semestre de este año se registraron en la treintena de cárceles del país 304 presos muertos y 527 heridos, un 15 % más en relación con el mismo período de 2011.

De acuerdo con diversas fuentes, Venezuela tiene una población carcelaria de casi 47.000 presos mientras que las prisiones tienen una capacidad para albergar 15.000 internos.