Hal Steinbrenner, principal accionista de los Yanquis de Nueva York, aseguró que la organización del equipo está complacida con el desempeño de la novena este año.

Sólo un día después de que los Yanquis fueron eliminados de la serie por el título de la Liga Americana por los Tigres de Detroit, que los "barrieron" 4-0, Steinbrenner emitió un comunicado dando a conoce que está satisfecho con el trabajo del equipo.

Hal, hijo mayor del fallecido dueño del equipo, George Steinbrenner, indicó que "fallamos en lograr el que es siempre nuestro único objetivo, ganar la Serie Mundial".

Agrega que "sin embargo, sigo estando muy orgulloso de los logros de este equipo. Obtuvimos la mejor marca en la Liga Americana y fuimos uno de cuatro equipos en avanzar a las Series de Campeonato, y lo hicimos a pesar de haber sufrido lesiones de muchos de nuestros jugadores clave".

Para los Yanquis es la primera vez en 36 series de postemporada en que no pudieron ganar un solo juego de serie final.

Al respecto, Steinbrenner indica que "este año tuvo un final amargo, y nuestra misión es analizar nuestra temporada a cabalidad, medir todas nuestras fortalezas y debilidades, y dar los pasos necesarios para mantener como único enfoque ganar la Serie Mundial 2013".

En su texto, indica que "los grandes equipos usan la decepción como inspiración para hacer mejoras y tener éxito en el futuro (...) por lo que nos proponemos hacer lo necesario para que esta franquicia vuelva a la Serie Mundial.

Aunque Steinbrenner no menciona ningún cambio en concreto, la atención se centrará en el futuro del gerente general Joe Girardi y de su antesalista Alex Rodríguez, a quien ya se menciona que podría ser enviado a los Marlins de Miami.

Los Yanquis anotaron sólo seis carreras en sus cuatro partidos contra los Tigres, y batearon para un promedio general de .157, el segundo peor por ciento en la historia de Grandes Ligas.