Perú tendrá desde noviembre próximo 14 helicópteros de combate en el conflictivo Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), tras el mejoramiento hecho a 7 naves MI 25 en Rusia, declaró hoy el ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano.

Cuatro de los helicópteros MI 25 "repotenciados" en Rusia fueron presentados hoy por Cateriano en la base área de La Joya, en la sureña región Arequipa, antes de unirse a la flota destinada al VRAEM, donde las fuerzas armadas y policiales combaten al terrorismo y el narcotráfico.

"No son helicópteros de transporte, son helicópteros para la acción militar", indicó Cateriano a los periodistas.

El mejoramiento de las 7 naves blindadas ha tenido un costo de 20 millones de dólares con el objetivo de extender su período de uso por 7 años.

El ministro peruano informó que el Gobierno tiene la decisión política de adquirir otros 20 helicópteros más porque son vehículos que se necesitan con urgencia "para el combate al narcotráfico y el terrorismo en el VRAEM" y que se adaptan a "la geografía agreste" de esa zona del sur del país.

En el VRAEM se mueven las fuerzas remanentes de la banda armada Sendero Luminoso, en asociación con las mafias del narcotráfico, y en los últimos meses las Fuerzas Armadas han sufrido varios ataques a sus bases asentadas en la zona.

Según el diario La República, el Ejército peruano anuló recientemente los contratos de mantenimiento para dos aviones Antonov, utilizados también en el VRAEM, a pedido de Ucrania, que exige hacer ese servicio a través de una compañía de su país.