Un policía bareiní murió por las heridas que sufrió en la explosión anoche de un artefacto de fabricación casera en la zona de Al Akr Sharqi, al sur de Manama, informó hoy el Ministerio del Interior de Baréin.

La fuente señaló que el estallido de la bomba alcanzó a un grupo de agentes de seguridad que se encontraba de servicio en esa zona, según una nota recogida por la agencia oficial de noticias bareiní BNA.

Al menos dos policías resultaron heridos por la explosión y uno de ellos murió horas más tarde.

En otro acto de violencia, aseguró el Ministerio, un grupo de personas quemó neumáticos y lanzó cócteles molotov, además de incendiar un vehículo en la zona de Burdi, en el centro de Baréin.

Las protestas contra el régimen se han desarrollado desde febrero de 2011 en este pequeño reino del golfo Pérsico, de mayoría chií y gobernado por la minoría suní.

Según datos de la oposición, al menos 115 personas han muerto en Baréin desde que comenzaron las protestas antigubernamentales, más de 2.000 -la mayoría chiíes- han sido detenidas y otras 2.000 han sido despedidas de sus puestos de trabajo por participar supuestamente en las protestas.