Los reportes decepcionantes de ganancias por parte de empresas grandes y pequeñas vapulearon el viernes al mercado bursátil, que cerró con amargura una semana que había sido positiva.

Al cierre de la sesión, el índice industrial Dow Jones cayó más de 200 puntos en el peor día en cuatro meses.

Los resultados decepcionantes de tres grandes empresas que integran el Dow — Microsoft, General Electric y McDonald's — fueron la causa de la caída.

El Dow se desplomó 205 puntos, el 1,5%, para cerrar en 13.344. El Standard & Poor's cayó 24 unidades, el 1,7%, a 1.433, y el índice compuesto Nasdaq, donde predominan las acciones de empresas de alta tecnología y azotado por un pésimo día para Google, se desplomó 67 puntos, el 2,2%, a 3.006.

Los desplomes fueron marcados. Cuatro acciones cayeron por cada una que registró ganancias en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen fue relativamente sólido con 3.800 millones de acciones.

Los analistas financieros esperan que las ganancias entre julio y septiembre sean inferiores a las reportadas en el mismo periodo del año anterior. Sería la primera declinación anual en tres años.

"Y una vez que tienes un trimestre de decremento, esto sienta un precedente", advirtió Doug Cote, jefe de estrategias de mercado en ING Investment Management en Nueva York. "Es la teoría de la cucaracha: si encuentras una, seguramente hay más".

Los ingresos de McDonald's se hundieron mientras un fuerte dólar afectó los resultados a nivel internacional, que representan dos tercios de su mercado.

Los ingresos de Microsoft se desplomaron debido al descenso de ventas de computadoras convencionales y a la crisis en Europa.