La petrolera YPF, controlada por el Estado argentino desde el pasado mayo, anunció hoy que aumentó alrededor del 3 por ciento el precio de los combustibles que comercializa en el país suramericano.

A través de un comunicado, la compañía indicó que "el único objetivo de esta medida es acortar la brecha con la competencia, que en algunos productos y algunas localidades varía entre un 10 y un 18 por ciento".

La petrolera remarcó que "YPF sigue manteniendo los precios más bajos del mercado y, con su red de más de 1.500 estaciones de servicio, sigue siendo líder en el abastecimiento de naftas (gasolina) y gasoil, con una participación de casi el 58 por ciento".