Un supuesto sicario de un cártel mexicano de las drogas está ante la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua luego de ser hallado culpable de crimen organizado, asociación delictiva y posesión de armas prohibidas.

Un juez federal en Laredo se dispone a sentenciar el viernes a Gerardo Castillo Chávez, alias "Cachetes", por los cargos imputados en enero. Castillo Chávez fue el primero de los 34 demandados en una acusación de 51 páginas en ser llevado a juicio. Del total, 14 ya fueron encontrados culpables.

Los fiscales acusaron a Castillo Chávez de participar en una operación mayor de narcotráfico del cártel del Golfo y del grupo de sicarios los Zetas, que posteriormente se convirtió en cártel. Los expedientes judiciales muestran que el principal objetivo de la asociación delictiva era trasladar cocaína y marihuana de México a Laredo y luego a Dallas.