El antiguo jefe de un comando de la desaparecida Policía Nacional de Guatemala Pedro García Arredondo será juzgado por un tribunal penal de esta capital por el intento de asesinato del ex embajador de España en el país Máximo Cajal en enero de 1980, informaron hoy fuentes judiciales.

El ex jefe del denominado Comando Seis de la policía, quien en agosto pasado fue condenado a 70 años de prisión por la desaparición forzada en 1981 del estudiante universitario Edgar Saenz, también será procesado por el asesinato de 37 personas, entre ellas tres españoles, durante el asalto a la legación de España en la capital guatemalteca el 31 de enero de 1980 por parte de las fuerzas de seguridad bajo su mando.

"El juez Miguel Ángel Gálvez accedió a unir el proceso de intento de asesinato del embajador con el de asesinato de las personas que fallecieron durante la toma de la Embajada", precisó la fuente.

El 31 de enero de 1980, un grupo de campesinos indígenas acompañados de estudiantes universitarios ocupó la Embajada de España en Guatemala para exigir al Ejército el cese de la represión militar contra la población civil del noroccidental departamento de Quiché.

En respuesta, las fuerzas de seguridad del Estado a las órdenes de Pedro García Arredondo asaltaron e incendiaron la legación, e impidieron a los socorristas auxiliar a los manifestantes, que murieron carbonizados.

Cajal y el campesino guatemalteco Gregorio Yujá fueron los únicos supervivientes del asalto, pero este último fue secuestrado dos días después y su cuerpo, con signos de tortura, fue encontrado el 2 de febrero de 1980 en la rectoría de la Universidad de San Carlos.

Según la Fiscalía, el ex embajador se salvo de correr la misma suerte por haber sido rescatado a tiempo del centro asistencial donde se encontraba y sacado del país bajo protección diplomática.

La única persona procesada en Guatemala por el caso es García Arredondo, quien en noviembre del año pasado fue formalmente incluido en un proceso penal.