El gobierno español tiene bajo estudio la prohibición de la fotografía, filmación o reproducción de imágenes de policías y fuerzas de seguridad estatal en funciones, afirmaron funcionarios el viernes.

El ministro del Interior Jorge Fernández Díaz dijo que el gobierno pondera prohibir la captura, reproducción y procesamiento de imágenes, sonido o datos de fuerzas de seguridad mientras están "en ejercicio de sus funciones".

La vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría dijo que luego de meses de escenas en televisión e Internet de choques en ocasiones violentos entre policías y manifestantes había que encontrar un equilibrio entre "los derechos de los ciudadanos a protestar" y la necesidad "de defender la integridad de las fuerzas de seguridad estatal".

Los planes del gobierno fueron revelados un día después que el director general de la policía de España, Cosido Ignacio, dijese que estaban en marcha gestiones para asegurar esa prohibición.

En la conferencia de prensa tras la reunión semanal del gabinete, reporteros le preguntaron reiteradamente a Sáenz de Santamaría cómo afectaría la medida la libertad de prensa.

"Es un asunto complejo", dijo, y añadió que la tarea del gobierno es proteger a todos los ciudadanos.

Fernández Díaz dijo: "No intentados impedir que la prensa realice su trabajo de tomar fotos de cargas policiales ni otras operaciones. Pero en operaciones anti-terroristas o contra mafias se tiene que tener un enfoque más cuidadoso a la hora de diseminar imágenes".