Las ventas de casas usadas en Estados Unidos disminuyeron un 1,7 % en septiembre y quedaron en una tasa anualizada de 4,75 millones de unidades, según informó hoy la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

"A pesar de los ocasionales retrocesos de un mes a otro seguimos experimentando una recuperación genuina", dijo el economista principal del gremio de vendedores de vivienda, Lawrence Yun.

"Hay más personas tratando de comprar casas que las calificadas para obtener préstamos hipotecarios, y los aumentos reciente de los precios no ahuyentan a los compradores -agregó-. Más bien lo que limita las ventas es la escasez de casas disponibles, en especial en algunas partes del Oeste del país".

El informe mostró que el precio medio de las casas ha subido un 11,3 % en un año y llegó en septiembre a 183.900 dólares, lo que representa el mayor incremento de mes a mes desde noviembre de 2005.

Los inventarios bajaron un 3,3 % a 2,32 millones de unidades, lo cual al ritmo actual de ventas representaba unos 5,9 meses de suministro y es, además, la primera lectura por debajo del 6 % desde marzo de 2006.

Según el banco hipotecario paraestatal Freddie Mac, la tasa promedio nacional de interés sobre el préstamo hipotecario convencional, a 30 años y con interés fijo cayó en septiembre al nivel sin precedentes del 3,47 %. Un año antes esa tasa estaba en el 4,11 %.