El actor Dennis Quaid y su esposa, Kimberly Buffington-Quaid, decidieron tramitar legalmente su separación después de intentar durante los últimos meses salvar su matrimonio de 8 años, según informaron hoy varias páginas web de EE.UU. especializadas en la vida de los famosos.

La mujer del protagonista de "The Day After Tomorrow" ya había solicitado el divorcio en marzo debido a un "conflicto de personalidades", aunque la pareja optó por darse otra oportunidad y se retiró la demanda poco después.

El representante del actor confirmó hoy a People la noticia de su separación y pidió que la familia "sea respetada durante este momento de dificultad".

Según TMZ, la esposa de Quaid se cansó de que el intérprete la engañara.

"No es un buen marido", dijo una fuente de TMZ, un medio que indicó que la separación legal es un paso previo a formalizar el divorcio, algo que no pueden pedir directamente porque las leyes de California, estado adonde se mudaron recientemente, requiere de una residencia mínima de 6 meses antes de tramitar un divorcio.

La separación legal supone una suspensión del matrimonio mientras que el divorcio significa su terminación.

La pareja, que se casó en 2004, tiene dos gemelos gestados en un vientre de alquiler: Thomas Boone y Zoe Grace, de cuatro años, cuya vida se vio en peligro al poco de nacer al recibir dos dosis de un anticoagulante superiores a las prescritas.

El error se debió a que un técnico del hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles guardó la medicina en un lugar incorrecto y, posteriormente, una enfermera lo agarró sin mirar.

Quaid y su esposa, una agente inmobiliaria, denunciaron los hechos y recibieron una compensación económica de 750.000 dólares.

El actor tiene otro niño, Jack, fruto de su anterior matrimonio, con la actriz Meg Ryan. Anteriormente estuvo casado con la intérprete P.J. Soles.