Davis Love III encontró el tónico perfecto para cualquier molestia que perdurara de la Ryder Cup — jugar golf, y jugar bien en un campo en medio del mar que conoce mejor que nadie.

Con un largo putter que no alcanza siquiera su ombligo, Love se colocó el viernes en el grupo final del torneo McGladrey Classic al terminar cuatro bajo par con 66 golpes para quedar a un solo golpe del indio Arjun Atwal.

Atwal, a quien le quedan apenas dos torneos en un último esfuerzo para mantener su tarjeta, tuvo 63 golpes para colocarse a la delantera antes de empezar el fin de semana.

Atwal estaba 10 bajo par con 130 golpes, con muchos nombres conocidos justo detrás de él. Jim Furyk, en su último evento oficial del año, pegó 65 golpes y empató con Love.

David Toms y Bud Cauley estaban un golpe atrás. Toms tuvo 67, y Cauley 70.

El colombiano Camilo Villegas terminó la segunda ronda con 136 golpes, en el puesto 30 empatado con el brasileño Alexandre Rocha y otros ocho jugadores. El argentino terminó con 139 golpes en el puesto 67.