El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi acudirá hoy a la audiencia que se celebra en el Tribunal de Milán por el juicio del llamado caso Ruby, en el que está imputado por supuesta incitación a la prostitución de menores y abuso de poder, ha informado su abogado, Piero Longo.

Hace unos días, sus abogados habían adelantado esta posibilidad e informado de que Berlusconi no se va a someter al interrogatorio de los fiscales y que lo único que podrá hacer es hacer una declaración sobre su versión de los hechos.

El pasado 20 de abril, Berlusconi compareció por sorpresa en el juicio del caso Ruby, pero no hizo ninguna declaración.

En este juicio, el más polémico y mediático de los que tiene pendientes, se intenta esclarecer los hechos que ocurrieron en la noche del 27 al 28 de mayo de 2010, cuando un agente de una comisaría de Policía recibió la llamada del entonces primer ministro para pedir la puesta en libertad de la joven marroquí Karima El Marough, más conocida como Ruby, que había sido detenida por un robo.

Esa llamada, según la Fiscalía, constituye un delito de abuso de poder, pues considera que presionó en su condición de jefe del Gobierno para que liberaran a la joven, algo que Berlusconi asegura que hizo por motivos institucionales y para evitar un conflicto diplomático con Egipto, al pensar que era la sobrina del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak.

En este proceso, también los fiscales sostienen que Berlusconi mantuvo relaciones sexuales pagadas en trece ocasiones con Ruby cuando esta tenía 17 años, entre febrero y mayo de 2010, con ocasión de las numerosas fiestas privadas a las que fue invitada la joven marroquí en su residencia en Arcore, próxima a Milán.