Un tribunal de la provincia dominicana de Puerto Plata (norte) envió hoy a prisión a tres alemanes acusados de conformar una "peligrosa" secta religiosa que operaba en esta demarcación y que este miércoles enfrentó a tiros a la Policía en un incidente en el que murió una persona.

La sentencia del Juzgado de Atención Permanente de Puerto Plata, impone un año de prisión preventiva a Peter Bruwnck, de 61 años, y a su hijo Daniel, así como tres meses de reclusión para Silbey Isabella Ditrich Bosen, de 46 años, compañera sentimental de Peter Demetrick, quien murió en el enfrentamiento.

Las autoridades informaron que Peter Bruwnck es el propietario del complejo turístico donde se produjo el incidente en el sector La Culta del municipio de Sosúa, además de que fue la mujer quien disparó a los policías.

En el hecho resultaron heridos los policías Alejandro Toribio Minaya, Junior Antonio Zapata y José Antonio Ramírez Céspedes.

Tras la audiencia, la fiscal de Puerto Plata Alba Núñez dijo a medios locales sentirse complacida con la decisión del tribunal que acogió el pedido de la Fiscalía.

Las autoridades informaron a la prensa que en la requisa de ayer se incautaron de dos vehículos blindados, incluido una ambulancia, dos fusiles M-16, seis pistolas, municiones y siete chalecos antibalas.

Sin embargo, los dos hombres negaron vinculación alguna con el arsenal, aunque admitieron poseer una escopeta, una pistola y una arma para la práctica de deportes y que tienen permisos legales de las autoridades dominicanas.

Mientras, Ditrick Bosen negó que haya disparado a los agentes y que tenga armas de fuego.

El cadáver de Demetrick fue retirado hoy del Instituto Regional de Patología Forense de Santiago (norte), donde fue depositado para fines de autopsia y trasladado a la localidad de Sosúa.