El explorador de la NASA en Marte, llamada Curiosity, desenterró un pequeño misterio para los científicos: Una extraña partícula brillante blanca que sobresalta marcadamente en el suelo rojo del planeta.

Se ve fuera de lugar, pero los científicos dijeron el jueves que se trata muy probablemente de un fragmento de suelo marciano de diferente color.

Solamente mide un milímetro y fue detectado luego que el explorador usase su pala mecánica para escarbar el suelo.

El científico del proyecto John Grotzinger dijo que inicialmente se pensó que se trataba de contaminación terrestre traída por Curiosity. Pero es muy probable que simplemente sea una partícula de suelo marciano que se ve diferente por el ángulo en que refleja la luz o cómo se separó el suelo. O pudiera estar formada por diferentes minerales.

Curiosity va a usar su cámara e instrumentos para entender mejor de qué se trata.