Más de 14.000 páginas que involucran a unos 1.200 líderes y otros adultos de los Boy Scouts de EE.UU. como presuntos autores de abusos sexuales salieron hoy a la luz en internet por primera vez.

Fue una reciente orden de la Corte Suprema del estado de Oregón la que permitió que una parte de las listas negras de esta organización hayan sido publicadas hoy por un bufete de abogados, como aparece en su página web.

Conocidos como "los documentos de la perversión", los Boys Scouts elaboraron desde hace más de ochenta años un archivo privado y sin acceso exterior con nombres de miembros locales y nacionales acusados de malas prácticas, cartas de las víctimas y sus familiares y recortes de periódicos sobre procesos judiciales al respecto.

El presidente nacional de los Boy Scouts de EE.UU., Wayne Perry, admitió en un comunicado que, en ocasiones, los esfuerzos "para proteger a los jóvenes de incidentes han sido insuficientes, inadecuados o malos", pero defendió que las listas de malas prácticas buscaban impedir la entrada o el regreso a la organización de "individuos potencialmente peligrosos".

Para los defensores de que salgan a la luz, las listas con los nombres permiten evitar nuevos casos y acabar con una supuesta ayuda histórica de las autoridades para proteger a la organización de los Boy Scouts, según dijo hoy a los medios locales de Oregon el abogado Kelly Clark, que lidera la causa.

Las listas que ahora se publican son relativas a casos entre los años 1960 y 1985, una porción de todos los archivos que tienen bajo custodia los Boy Scouts en la sede nacional de la organización en Texas.

Implican a más de 1.200 adultos, pero el número de casos es bastante superior, porque se calcula que hay supuestos pederastas que abusaron de hasta 25 "scouts".

Los abogados suprimieron en los documentos publicados en la red cualquier referencia a las víctimas y a sus familiares, pero pueden consultarse el nombre del presunto autor, la tropa, fecha de acusación y una breve descripción.