Con casi cuatro años de vida en los que visitó países que van desde Brasil hasta Colombia y Francia, la obra vanguardista mexicana sobre el drama que viven muchos migrantes que intentan cruzar la frontera "Amarillo" llegó el jueves a Nueva York.

Dirigida por Jorge Arturo Vargas, la pieza se presentará de jueves a sábado en el Baruch Performing Arts Center, en el marco del festival de teatro latino TeatroStageFest, junto con varios paneles y proyecciones dedicadas al fenómeno migratorio.

"'Amarillo' habla sobre una desaparición", dijo Vargas en una entrevista con The Associated Press en la que recordó a las miles de personas que han muerto en el desierto de la frontera en su intento por empezar una nueva vida en Estados Unidos.

Sigue a un hombre que ha partido hacia la frontera entre México y Estados Unidos con el objetivo de llegar al pueblo texano de Amarillo. El hombre desaparece y a partir de ahí una mujer reconstruirá su identidad.

Es una obra de la compañía Teatro Línea de Sombra, fundada en la ciudad mexicana de Monterrey en 1993 por el propio Vargas y que se dedica a explorar nuevas formas del lenguaje teatral.

Según Vargas, el nombre de la obra no sólo se refiere al pueblo texano adonde el migrante pretende llegar, sino también es una metáfora "del sol del desierto y de esa ciudad mitológica de El Dorado que podría equivaler al sueño americano".

La pieza se nutre de historias reales y ficticias narradas a través de un espectáculo contemporáneo no lineal que entremezcla diferentes lenguajes escénicos, combinando técnicas de cine y de danza, usando instalaciones móviles y con actores improvisando en escena.

"'Amarillo' adquiere una forma que llamamos transversal donde hay un cruce de lenguajes creando lo que es una poética de la imagen. A la vez, tocamos un tema espinoso como es el de la migración", comentó Vargas.

La obra estará acompañada por diferentes paneles como el que discutirá el impacto del programa del gobierno del presidente Barack Obama que suspende temporalmente las deportaciones de jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.

También se contará con la presencia de Leonila Vázquez, una de las mujeres que ayudan cada día a los migrantes que intentan cruzar la frontera en trenes de carga lanzándoles comida y que se conocen como las "Patronas".

A través de "Amarillo", el equipo de la compañía teatral conoció a estas mujeres, con las que colabora.

"Desde que las conocimos vamos cada vez que podemos a visitarlas para ayudarlas en lo que hacen desde ya 15 años. Están haciendo comida a diario para los migrantes. A veces, alimentan trenes con 300 o 400 migrantes que están en el techo", explicó Alicia Laguna, productora y actriz de "Amarillo".

Tras su paso por Nueva York, "Amarillo" seguirá su gira estadounidense en Nueva Jersey, Washington y Seattle para luego ir a Francia, en noviembre, y a Finlandia en enero del año próximo.

___

En Internet:

http://www.teatrostagefest.org/