El presidente de EE.UU., Barack Obama, continuará impulsando el fortalecimiento del comercio y la seguridad ciudadana en América Latina, si es reelegido el 6 de noviembre, aseguró hoy la secretaria de Estado adjunta para América latina, Roberta Jacobson.

Durante un encuentro con la prensa extranjera, Jacobson afirmó que Obama continuará trabajando por el avance de "temas inconclusos" que afectan a la región, incluyendo una reforma migratoria integral aunque no sea "por definición un tema de política exterior".

La reforma migratoria integral, una promesa electoral de 2008 que Obama no pudo cumplir en su primer mandato, "es un asunto crítico que el presidente quisiera lograr, y su impacto en nuestras relaciones con el hemisferio sería extremadamente positivo y extremadamente importante", dijo.

Jacobson afirmó que el mandatario también prevé seguir impulsando el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) y el "movimiento de una nueva y emocionante agenda comercial con los países del hemisferio".

Destacó que Chile, Perú, México y Canadá, cuatro de los once países miembros del TPP, constituyen una "sólida presencia" del hemisferio occidental en las negociaciones de esa iniciativa, que EE.UU. ve "como la próxima generación de acuerdos comerciales y participación comercial".

El TPP está integrado además por Australia, Brunei, Estados Unidos, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Jacobson también señaló que la seguridad ciudadana es otra de las áreas en las que se centrarán los esfuerzos de Obama en un posible segundo mandato, siempre con el concepto de "responsabilidad compartida" porque, a su juicio, aunque ha habido progresos aún queda mucho por hacer en la región.

En ese sentido, destacó la "decepción" de que no se han logrado más avances en el tema de seguridad en Centroamérica, pese a un descenso significativo en los homicidios en el primer semestre de este año.

"Hay mucho más que se necesita hacer en Centroamérica y el nivel de violencia en general, otros crímenes, etc., es todavía inaceptablemente alto, y tenemos un verdadero desafío para continuar trabajando de forma mejor e inteligente, para cristalizar algunos de esos programas" de seguridad, destacó la funcionaria.