El presidente de Estados Unidos y aspirante a la reelección, Barack Obama, criticó hoy la falta de "precisión" del plan fiscal de su rival, Mitt Romney, y aseguró que el candidato republicano que tiene "un plan de empleo que no crea empleo" y "un plan de déficit que no reduce el déficit".

"Cuando un político dice que va a esperar hasta después de las elecciones (para explicar su plan), no es porque su plan es tan bueno que no quiere estropear el secreto. Normalmente no es por eso", bromeó Obama en un acto electoral en Manchester, Nuevo Hampshire.

El mandatario de EE.UU se refería a las evasivas dadas por el aspirante republicano, Mitt Romney, al ser preguntado cómo financiaría su plan de reducción del déficit sin incrementar los impuestos y afirmar que daría más detalles tras las elecciones del próximo 6 de noviembre.

"En suma, tiene un plan de empleo que no crea empleo, y un plan de déficit que no reduce el déficit", en alusión a las críticas recibidas por economistas que ponen en duda la viabilidad de los objetivos de reducción del déficit y de creación de 12 millones de empleos del candidato republicano.

El actual presidente y candidato demócrata subrayó que "todos los que han mirado al plan fiscal de Romney coinciden en asegurar que no lo puede financiar sin ahondar en el déficit o elevando los impuestos a la clase media".

Asimismo, Obama reiteró sus ataques a Romney, dos días después del segundo debate presidencial celebrado el martes en Nueva York, por privilegiar a las rentas más altas frente a la clase media.

"Por cierto, escucharán al gobernador Romney hablar de pequeños negocios. Lo que no les dice es que su definición de pequeños negocios incluye (al magnate multimillonario) Donald Trump", agregó.

Obama defendió elevar los impuestos a las rentas mayores de 250.000 dólares y mantener la actual exención de impuestos para las rentas menores de esa cifra.

El pequeño estado de Nuevo Hampshire, en el noreeste de EE.UU, es considerado junto con Ohio, Florida y Virginia uno de los estados clave donde se dilucidará el ganador de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

Las últimas encuestas muestran una batalla reñida en este estado, aunque por ahora Obama cuenta con una ligera ventaja sobre Mitt Romney.