El gobierno británico está reclutando aprendices de espías y expertos en descifrar códigos que no cuenten con carrera universitaria en un intento por ampliar su reserva de talento para sus servicios de espionaje.

Se prevé que el secretario del Exterior William Hague anuncie los detalles del programa el jueves durante un discurso en Bletchley Park, una instalación militar británica donde se descifraban códigos en la época de la Segunda Guerra Mundial.

La cancillería informó que el programa de aprendizaje busca reclutar hasta 100 nuevos agentes para el GCHQ — la oficina del gobierno de vigilancia electrónica_, los servicios de espionaje y para el MI5 y MI6. La idea es ampliar el reclutamiento de espías más allá del método tradicional de un discreto "toque en el hombro" en la universidad.

El programa se abrirá para jóvenes brillantes de 18 años con antecedentes en ciencia, tecnología, ingeniería e incluso juegos informáticos.

Previo al discurso de Hague, la oficina del exterior indicó que el objetivo es "aprovechar la pericia de su gente joven, que ha crecido con un mundo de medios sociales, conectividad global y juegos interactivos, para asegurar que podemos enfrentar las amenazas y desafíos del siglo XXI".

Hague también respaldará los planes para mantener el Bletchley Park, un complejo de edificios y cabañas de madera en el noroeste de Londres donde cientos de matemáticos, criptólogos y pioneros de la informática trabajaron para descifrar los códigos secretos de la Alemania nazi. Los historiadores cuentan que su trabajo redujo hasta en dos años la Segunda Guerra Mundial.

Los guardianes del Bletchley Park están recaudando fondos para restaurar el sitio y convertirlo en un museo.